En 'EdP' Gorka Repáraz trata de mostrar los aspectos más relevantes del mundo de los porteros de fútbol. Con una perspectiva didáctica, se tratarán temas como la técnica, táctica, psicología y la metodología. Incluyendo aspectos tan visuales como videos, frases y fotos de los mejores porteros del mundo.

Entrevista Abel Resino

Abel Resino hizo historia en el banquillo del Levante el pasado domingo tras ganar en el Bernabéu. También la hizo con el Ciudad de Murcia la pasada temporada cuando estuvo a punto de ascenderle con la misma receta osada con la que intenta ahora salvar al Levante: zona y presión arriba.

¿Como portero qué prefería, ver a su defensa arropándole de cerca o lejos?
Es una cuestión de lógica, cuando se cuanto más cerca estuvieran de mí, más posibilidades de hacerme gol tenían.


¿Le molesta que le critiquen por jugar con la defensa adelantada?
Es una apuesta por ser ofensivo, por intentar robar más arriba para llegar lo antes posible a la portería contraria. No jugamos con una defensa adelantada, jugamos con una defensa con un equipo presionante y en función de la posición del balón se colocan el equipo y la defensa.

Lo normal es que un equipo que pelea por el descenso se tape más y no arriesgue tanto.
Es cierto, pero es curioso que siempre estemos todos apostando por un fútbol más ofensivo, por intentar cambiar un poco lo tradicional y resulta que, cuando apuestas por algo así, se te critica. No sé en qué quedamos, al final estamos convirtiendo el fútbol en algo inmóvil, tradicional, que los equipos pequeños pongan el autobús en la portería cuando juegan ante un grande.

El problema puede estar en si una plantilla como la del Levante da para jugar así.
Mientras que yo sea el entrenador vamos a jugar así porque es mi concepción del fútbol. Lo que no quiero es la muerte dulce, lo fácil. Es decir, haber jugado el otro día en el Bernabéu con la defensa metida en mi portería y si nos meten cinco da igual. Eso es de mediocres y para eso me quedo en mi casa o en el hotel y les digo a los jugadores que tiren un pelotazo arriba y ya está.

¿Y si descienden?
El Levante tiene una situación complicada y puedes bajar igual a Segunda con la defensa metida en la portería. Mi equipo no puede meterse atrás y luego llegar arriba porque hay muchos metros hasta la portería contraria. Además, si te metes atrás dejas que el equipo contrario llegue hasta tu área cómodamente. Aparte de que las faltas que haces están cerca de tu propia área...

¿De dónde le viene esa concepción del fútbol?
De Arrigo Sacchi. Trabajamos mucho juntos y de él aprendí muchos conceptos de la defensa en zona. Contra el Real Madrid, más por consecuencia del cansancio que por los conceptos, nos quedamos atrás en la segunda parte y fuimos bombardeados, sin embargo, en la primera parte, cuando el físico nos dio para defender arriba, nos llegaron muy poco.

¿Cuál fue la consigna?
Quise ponerles un partido complicado, intenté anularles la parte creativa, a Guti, y luego el juego entre líneas de Raúl. También trabajé mucho el aspecto psicológico, quería que mi equipo saliera con mentalidad ganadora. Quería que creyeran en ellos mismos y les dije que yo como jugador había ganado con el Rayo Vallecano y que ellos también podían hacerlo.

¿Vio un Madrid pobre al que todos los equipos saben que sólo con parar a Guti ya es suficiente?
El Madrid no es sólo Guti, también es un equipo compacto, con más capacidad de sacrificio que antes, pero es cierto que no tiene la chispa que tenía con futbolistas más creativos.

¿Dónde cree que puede estar la solución?
El Madrid está atacado por todo lo que le acontece. Tiene un problema institucional importante. Hay una frase de Capello que refleja lo que es el Madrid y la dijo el día de la previa cuando, en la última pregunta de la rueda de prensa le preguntaron sobre el Levante: "¿A quién le importa el Levante si aquí se habla de todo menos de fútbol?". Tienen que volver a hablar de fútbol, de sus rivales, de su juego, para volver a ser lo que eran.

¿Por qué tenía claro que el partido se iba a ganar en el segundo tiempo?
Porque sabía que el tiempo jugaba en contra del Madrid y cuando conseguimos el gol percibí que si llegábamos al descanso con ventaja podíamos ganar. Los partidos en el Bernabéu, como dijo Juanito, que en paz descanse, son molto longos. Por eso saqué a Ettien y les dije a los jugadores que le buscaran porque les podía hacer daño con su velocidad y así fue. Se plantó sólo ante Casillas una vez, pero no acertó

Volviendo a la táctica. Del Bosque me dijo hace poco que le extrañaba que todo el mundo jugara 4-4-2 y nadie lo hiciera con tres centrales, aunque fuera de manera puntual.
Yo juego en función de lo que creo que tengo. Los sistemas los hacen las cualidades de los futbolistas. A Basile un día le dijeron: "Míster parece ser que su equipo ha perdido la posición". Y respondió: "Mire, yo los coloco y luego ellos se mueven".

Lo que no deja de ser curioso es que todos los entrenadores tengan plantillas para jugar un 4-4-2, más que nada porque ahora los entrenadores no son los que fichan...
Es posible que sean modas. En la época de Toshack e incluso con Luis Aragonés se jugó con tres centrales y dos carrileros y con Ivic en ocasiones. Hace unos años jugar con los extremos cambiados de pierna era una utopía y ahora es lo normal. Parece que se busca más el juego interior como influencia del fútbol suramericano.

Esas defensas adelantadas y en zona están creando un perfil de delanteros veloces que las hacen vulnerables. Henry revienta esas defensas, Torres, Shevchenko, Etoo
La propia evolución del fútbol es lo que provoca esto. Se ha aumentado todo en velocidad, se defiende más fuerte y más rápido y se necesitan delanteros veloces. Antes cuando se jugaba con las defensas más metidas atrás se buscaban los delanteros centros rematadores de toda la vida como Quini o Santillana. Ahora se busca lo menos posible que se juegue cerca de tu área.

¿Como portero qué prefería, ver a su defensa arropándole de cerca o lejos?
Es una cuestión de lógica, cuando se cuanto más cerca estuvieran de mí, más posibilidades de hacerme gol tenían.

Se dice que los porteros son los que ven mejor el fútbol desde su posición y, sin embargo, no salen muchos o no suelen triunfar como entrenadores.
Porque somos menos (risas). Aún así, Zamora, Marcel Domingo y Dino Zoff fueron porteros y grandes entrenadores que triunfaron y, por ejemplo, D'Alessandro a mí me gusta.

¿Usted completó el curso entero de entrenador o realizó el de sólo un año para futbolistas de élite?
Hice el completo, porque creo que hay que hacerlo. ¿Por qué me pregunta eso?

Porque dos ex entrenadores de Primera recientes que hicieron el curso de élite no sabían colocar los conos para trabajar la presión o salir de ella.
Bueno...

¿Con qué parte del discurso de Menotti se queda?
Él insistía mucho en la persona para que luego pudiera desarrollar su juego.

¿Y en lo futbolístico?
Le gustaba mucho la zona, defender arriba y lo que él llamaba el famoso achique de espacios.

¿Y Sacchi?
Me quedo con el orden, la disciplina y sus conceptos tácticos. Un equipo bien trabajado tácticamente tiene muchas posibilidades de ganar.

¿Utiliza ejercicios que aprendió con él?
Sí, si no los mismos, con conceptos muy parecidos. Siempre buscando ejercicios reales.

¿De Ivic qué sacó?
Era un maniático de la disciplina, con mucha energía, no nos dejaba relajarnos. Era un gran trabajador y, además, yo batí el récord de imbatibilidad con él. Era un hombre muy exigente, pero muy cariñoso.

¿No les saturaba?
No, sabía cómo hacerlo. Yo también les voy dando a los jugadores pequeños detalles a lo largo de la semana.

De aquel equipo de Ivic, usted, Juanito, Schuster y Manolo han salido entrenadores.
Eso está bien, porque en aquel equipo, que era muy bueno, había jugadores que pensaban tácticamente.

Schuster es ahora el entrenador de moda.
Sí, está consiguiendo una cosa muy bonita en el fútbol, que es darle personalidad a sus equipos. Acabará en un grande, en el Madrid o en el Barça.

Clemente le quitó, por bajo, para poner a Elduayen.
Me quitó por bajito, pero acabé jugando yo. Era un entrenador que tenía muy claro lo que quería. Al futbolista le dejaba atados tres o cuatro conceptos para el domingo. No te liaba ni mezclaba cosas, ni era un gran táctico, te dejaba lo que quería muy claro.

A usted siempre le costó que le reconocieran, con récord guinnes incluido, sólo fue dos veces a la Selección.
A veces hay caminos tortuosos y hay jugadores que caen de pie. Yo siempre he sido un luchador y me vanaglorio de eso.

Usted que le ha conocido muy de cerca, ¿qué le falta a Torres para serenarse ante el gol?
Tiene que trabajar. Fernando es un jugador que en el Atlético de Madrid le encumbramos muy rápido. No tuvo la fase de aprendizaje necesaria, le rescatamos de abajo y quisimos que nos hiciera grandes él sólo, cuando realmente no le arropamos para que esto fuera así. Pero dará grandes tardes de gloria.

Vía As

No hay comentarios:

Publicar un comentario