En 'EdP' Gorka Repáraz trata de mostrar los aspectos más relevantes del mundo de los porteros de fútbol. Con una perspectiva didáctica, se tratarán temas como la técnica, táctica, psicología y la metodología. Incluyendo aspectos tan visuales como videos, frases y fotos de los mejores porteros del mundo.

Situaciones tácticas en el entrenamiento del portero (Por Luis Llopis y Pilar Sainz de Baranda)

Luis Llopis Portugal es actualmente entrenador de porteros del Real Madrid C.F., aunque anteriormente también desempeñó esta función en la Real Sociedad S.A.D., en el Real Unión de Irún, en la Federación Guipuzcuana y en el C.D. Hernani

Pilar Sainz de Baranda Andújar es Doctora en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y, actualmente, profesora de la Universidad Católica San Antonio de Murcia, impartiendo docencia en la Facultad de Ciencias del Deporte y de la Actividad Física, de la Asignatura Fundamentos de los Deportes I en la especialidad de Fútbol

1. INTRODUCCIÓN.

Durante las últimas décadas, el entrenamiento del fútbol y en especial el entrenamiento del portero, se ha movido dentro de los cauces que ha marcado el aprendizaje de las habilidades técnicas, prestando una excesiva atención a la técnica deportiva al ser considerada como un factor fundamental del rendimiento y, sobre todo, por la influencia que el entrenamiento de los deportes colectivos ha tenido de los deportes individuales (Giménez y Saénz-López, 1999).

Sin embargo, en los últimos años en el fútbol se aprecia una corriente de autores que atribuyen a la táctica el papel principal en la enseñanza del juego (Garganta y Pinto, 1997; Pacheco, 2004; Sainz de Baranda y cols., 2003, 2005; Wein, 1995), y que se materializa en la capacidad que el jugador revela en la toma de decisiones frente a los problemas o situaciones que se le plantean en el juego (Ardá y Casal, 2003).

En este sentido, en el entrenamiento del portero, se deberá desarrollar la inteligencia de juego, “saber leer el juego” significa que el portero perciba todas las posibilidades que en la competición pueden aparecer. Lo que supone, a su vez, que el portero aprenda a pensar colectivamente. Hay que tener en cuenta, que el talento no tiene que ver con la técnica “aislada” sino con la interpretación de todas las acciones que hay que desarrollar sobre el campo, con la capacidad de ver la mejor solución a cada problema planteado y finalmente con la ejecución (Llopis, 2005).

Por ello, para que la comunicación y, en definitiva, las relaciones que se establecen entre compañeros y adversarios, favorezcan la labor de conjunción de equipo y se desarrollen en su mayor grado, será necesario que las situaciones de entrenamiento faciliten una serie de respuestas a problemas dados en el juego, que permitan al portero una rápida interpretación cuando dichos estímulos aparezcan o se den en la competición.

Así, el desarrollo de situaciones tácticas en el entrenamiento del portero ayudará a enseñar las acciones técnico-tácticas, dentro de un espacio y tiempo adecuados, de manera contextualizada en el juego, de modo que se utilice el por qué y para qué de ese cuando (Lillo, 2000).

2. OBJETIVOS DEL ENTRENAMIENTO.

- Ayudar a que el portero conozca todas las opciones que se pueden dar en competición.

- Ayudar a que el portero relacione el conocimiento del juego con la toma de decisiones.

- Aumentar la concentración mental del portero en el seguimiento del juego.
Desarrollar en el portero la capacidad de anticipación.

3. PROGRESIÓN EN LA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO.

Para mejorar los objetivos y contenidos técnico-tácticos en las sesiones de entrenamiento se establece una progresión de tres fases: analítica, mixta y global.

Esta es una progresión que va de las situaciones más simplificadas (método analítico), pasando por un estadío intermedio de situaciones un poco más complejas que las anteriores (método mixto), hasta llegar a situaciones de juego que son muy parecidas a la realidad de las acciones que se llevan a cabo en un partido de fútbol (método global).


A. ANALÍTICA: Estos ejercicios se utilizarán durante las sesiones del entrenamiento del portero, para la automatización del gesto técnico. Se trata de una actividad realizada con o sin balón en la que no existe ningún tipo de oposición, y que plantea de forma más simple el aspecto del juego que se pretende mejorar.

B. MIXTA: Estos ejercicios se utilizarán durante las sesiones del entrenamiento del portero, para la automatización del gesto técnico contextualizado (referencia con la portería). Se trata de una actividad realizada con balón en la que ya existe colaboración-oposición, y que plantea de forma más compleja el aspecto del juego que se pretende mejorar, creando situaciones de toma de decisión.

C. GLOBAL: Son situaciones de juego con balón en el que se manifiestan situaciones similares a las de la competición (compañeros y adversarios).

Además, para diseñar una situación próxima a la realidad del juego se deben tener en cuenta factores tan importantes como la edad de los jugadores y porteros, el nivel que presentan, los objetivos de la etapa en que se encuentran, o el nivel específico respecto al objetivo de trabajo a desarrollar. Según estos factores se pueden diseñar situaciones con distintos niveles de dificultad: con o sin oposición, con igualdad, superioridad o inferioridad numérica, etc; lo que modificará la dificultad del ejercicio en función de los estímulos que tenga que percibir el portero y la complejidad de la toma de decisión (número de estímulos, tiempo para percibir, etc).

Con la utilización de las diferentes metodologías, el portero experimentará a través de las situaciones un proceso de aprendizaje que aportará los siguientes beneficios:
Un conocimiento teórico y práctico del juego.

Una valoración de las acciones técnico-tácticas realizadas durante el juego.
Una rectificación y perfeccionamiento de las acciones al realizar nuevamente el juego.

4. EJEMPLOS DE EJERCICIOS.

Los diferentes ejercicios que se proponen son un ejemplo de cómo se puede progresar en el trabajo de los diferentes contenidos del portero, que en este caso serán:

Salida orientación ofensiva (analítico 1, mixto 1, mixto 2, mixto 3, mixto 4, mixto 5), juego de pie (analítico 3, global 2).

Anticipación en el pase entre líneas (mixto 1, mixto 3), reducción en el ángulo de tiro (mixto 1, mixto 2, mixto 4, mixto 5, global 1).

Repliegue a portería (mixto 1, mixto 2, mixto 4, mixto 5, global 3).


5. BIBLIOGRAFÍA.

  • Ardá, T. y Casal, C. (2003). Metodología de la enseñanza del fútbol. Barcelona: Paidotribo.

  • Giménez, F. J. y Sáenz-López, P. (1999). Aspectos teóricos y prácticos de la iniciación al baloncesto. Huelva: Diputación de Huelva.

  • Garganta, J. y Pinto, J. (1997). La enseñanza del fútbol. En A. Graca y J. Oliveira (Coords.) La enseñanza de los juegos deportivos (97-138). Barcelona: Paidotribo.

  • Lillo, J.M. (2000). Consideraciones de aplicación al entrenamiento de la táctica. Training Fútbol, 47.

  • Llopis, L. (2005). Evolución en el entrenamiento del portero. Training Fútbol, 113, 22-31.

  • Pacheco, R. (2004). La enseñanza y el entrenamiento del fútbol 7. Un juego de iniciación al fútbol 11. Barcelona: Paidotribo.

  • Sainz de Baranda Andújar, P. Ortega, E. y Martínez, J.A. (2003) Metodología global para el entrenamiento del portero en el fútbol base. Lecturas: Educación Física y Deportes. 62, extraído el 1 de Diciembre, 2004 de http://www.efdeportes.com/efd62/portero.htm.

  • Sainz de Baranda Andújar, P, Llopis, L. y Ortega, E. (2005). Metodología global para el entrenamiento del portero de fútbol. Sevilla: Wanceulen.

  • Wein, H. (1995). Fútbol a la medida del niño. Madrid: Real Federación Española de Fútbol.


















1 comentario:

  1. Me ha servido de mucho estos ejercicios para mejorar la táctica de mi portera.

    ResponderEliminar