En 'EdP' Gorka Repáraz trata de mostrar los aspectos más relevantes del mundo de los porteros de fútbol. Con una perspectiva didáctica, se tratarán temas como la técnica, táctica, psicología y la metodología. Incluyendo aspectos tan visuales como videos, frases y fotos de los mejores porteros del mundo.

Un gol de Palop salva al campeón

El Sevilla FC, vigente campeón de la Copa de la UEFA, escribió todo un guión de suspense, con gol del portero Andrés Palop que forzó la prórroga en la última jugada, y se metió en los cuartos de final del torneo tras superar por 2-3 al Shakhtar Donetsk ucraniano en un partido que siempre dominó. El 2-2 con el que acabó el choque de ida disputado hace una semana en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán creó incertidumbres en esta ronda de octavos, ya que a los sevillanos sólo les valía ganar o empatar por más de dos tantos.

El Sevilla lo tuvo todo perdido cuando el rival se puso con 2-1 en la recta final del choque, pero el conjunto español demostró que es uno de los que mejor forma tienen actualmente en Europa y que confía en sus posibilidades. Muy claro lo tuvieron. Había que ganar y no esperaron ni un minuto para ver la disposición del rival. Las ocasiones de poner el 0-1 y la eliminatoria a favor se sucedieron, y antes de que se cumpliera el primer cuarto de hora los de Juande Ramos ya se habían puesto tres veces de gol ante un inseguro meta local Bohdan Shust.

Los brasileños Adriano Correia y Daniel Alves y el goleador malí Frederic Kanouté le pusieron el miedo en el cuerpo a los treinta mil ucranianos que abarrotaron el estadio Central de Donetsk con la ilusión de ver a su equipo clasificarse para los cuartos. El italiano Enzo Maresca y el danés Christian Poulsen fueron los dueños del centro del campo, donde siempre superaron a los brasileños Fernandinho y Matuzalem, mientras que la defensa sevillista también estuvo solvente ante los escasos avances de un adversario que tuvo claro que el empate a cero le era suficiente.

La aplastante superioridad se mantuvo hasta el descanso sin que las oportunidades de marcar decayeran, y así Maresca, con un remate fuerte que el meta desvió con la ayuda de un poste, el propio italiano con un tiro ajustadísimo al larguero, el brasileño Luis Fabiano o Kanouté no pusieron el 0-1 de milagro.

Llegan los goles

Tras la primera parte quedó la sensación de que al Sevilla se le habían ido demasiadas ocasiones ante un Shakhtar conformista y que, como sucedió el pasado domingo en Tarragona ante el Nàstic, el partido se podía ir en cualquier jugada puntual o aislada de rival. Mucho tuvo que decirle a sus jugadores en el vestuario el técnico rumano Mircea Lucescu, porque su equipo salió con otra disposición, hasta el punto de que a los cuatro minutos de la reanudación Matuzalem, en una postura acrobática, sorprendió al hasta ahora inédito Andrés Palop y puso el 1-0.

Mal se le puso la eliminatoria al conjunto andaluz, pero Maresca logró el empate muy poco después y volvió a meter a su equipo plenamente en la lucha por pasar a la siguiente ronda. El tanto del sevillista hizo que al equipo local le volvieran algo de dudas, por lo que los de Juande llevaron el peso del juego y ahora con el uruguayo Ernesto Chevantón y Antonio Puerta para reforzar el poder ofensivo.

Lucescu también sacó a un jugador creativo, como el brasileño Elano, para buscar contragolpes y eso impidió que el Sevilla tuviera el mismo empuje que en la primera parte. La fase final del equipo español fue un quiero y no puedo en busca de su segundo tanto, pero éste llegó del lado local, algo que no varió mucho la situación, porque al Sevilla le seguía valiendo el tanto, aunque ahora fuera para forzar la prórroga.

Palop obra el milagro


El milagro llegó de la cabeza de Palop, quien en el minuto 94 de partido subió a la desesperada a rematar un córner que sirvió Daniel Alves y puso el 2-2 que igualaba la eliminatoria. El valenciano permitió a los suyos disputar treinta minutos en los que siguió como dominador de la situación, pero ya con las ideas más perdidas por la falta de fuerzas, algo que no impidió a Chevantón, al borde de que acabara la primera parte de la prórroga, poner el 3-2.

En los últimos quince minutos los sevillistas jugaron con el factor de goles a favor y el Shakhtar con la obligación de hacer dos, lo que ya fue un mundo para los ucranianos.
Vía: Marca

No hay comentarios:

Publicar un comentario