En 'EdP' Gorka Repáraz trata de mostrar los aspectos más relevantes del mundo de los porteros de fútbol. Con una perspectiva didáctica, se tratarán temas como la técnica, táctica, psicología y la metodología. Incluyendo aspectos tan visuales como videos, frases y fotos de los mejores porteros del mundo.

Visión periférica

  • Concepto

Para resumirlo rápidamente podemos decir que es la visión lateral. Al mirar hacia algo en concreto el cerebro no sólo percibe ese objeto, además recibe información adicional de los objetos que hay alrededor. A pesar de no centrar nuestra vista en esos objetos los vemos gracias a la visión periférica.

Ésta es una de las cualidades que debe desarrollar un portero ya que tendrá más información sobre la situación, realizando una toma de decisiones más adecuada.

  • Ejemplo:

Situación de falta en contra en la banda, varios oponentes buscan remate.

El cuerpo del portero estará orientado hacia el lanzador del balón y el posible rematador. Esa orientación del cuerpo, a pesar de ser la adecuada, requiere que la cabeza se mueva constantemente para poder observar ambas situaciones, haciendo perder información.

Mediante el desarrollo de la visión periférica, no de su aptitud sino de su uso consciente, el portero será capaz de recibir más información con menos esfuerzo.

  • Entrenamiento:
Este tipo de situaciones son entrenables. Por ejemplo podemos hacer que el portero se desplace entre conos (zig-zag, skipping o circuito) mirando fijamente un objeto concreto, el balón. Así el portero sabrá en todo momento donde está el balón o que es lo que hace el oponente con él, teniendo en cuenta, a su vez, de esos elementos (conos) entre los que se mueve 'sin mirarlos'. En una situación real, esos conos podrían ser tanto compañeros como contrincantes.

Otro ejercicio podría ser lanzar balones al portero y al aviso del entrenador que el portero enviase el balón al defensa desmarcado sin poder fijarse en cada uno de ellos.

  • Observaciones:

El planteamiento frecuente de ejercicios en espacios reducidos, como se tiende a hacer por parte de los entrenadores de porteros, hace que esta cualidad no se desarrolle lo suficiente.

Por tanto, si se desea desarrollar lo suficiente se deberán plantear situaciones en espacios grandes con más variables que el balón y la posición y superficie de contacto del lanzador.

Por ejemplo, se deberían incluir oponentes y compañeros realizando movimientos similares a los de un partido real. Con estas nuevas variables el portero podrá interactuar antes, durante y después de la ejecución de las acciones del portero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario