En 'EdP' Gorka Repáraz trata de mostrar los aspectos más relevantes del mundo de los porteros de fútbol. Con una perspectiva didáctica, se tratarán temas como la técnica, táctica, psicología y la metodología. Incluyendo aspectos tan visuales como videos, frases y fotos de los mejores porteros del mundo.

En etapas tempranas, ¿debe prevalecer el triunfo o el aprendizaje continuo?

Hace pocos días se lanzó una encuesta en EdP sobre cual de los aspectos debe prevalecer en edades tempranas. Desde el punto de vista académico, se puede justificar que el aprendizaje es el camino correcto para conseguir una buena base para la práctica del futbol.

En cambio, podemos llegar a pensar que sin victorias no hay aprendizaje debido al factor motivacional de los jóvenes futbolistas. Estas dos vertientes, junto con los sencillos argumentos expuestos, nos puede llevar a la conclusión de que ambos factores son necesarios para el buen aprendizaje, por lo menos desde mi punto de vista.

Pero considero que si existe un alto grado de victorias el aprendizaje se ve mermado, por el simple hecho de que el equipo en el que un aprendiz está jugando es el claro dominador del juego y, como todos sabemos, el futbol se juega con y sin balón. Por ello, el formador deberá adaptar sus entrenamientos para incidir en aquellos factores que el conjunto necesita para una mejora en esas facetas a las que no se enfrenta y reforzar aquellas a las que si lo hace.

Visto desde el punto de vista del portero, en el que se nota más la actividad ofensiva y defensiva del conjunto del encuentro, podemos deducir que un equipo muy ganador no sufrirá muchas acometidas en su estructura defensiva, viéndose mermada la actividad de jóven portero en formación.

Por lo que la cuestión parece decantarse, al menos en el caso del portero hacia una juventud de correcta formación, pero claro está, orientada al triunfo.


Para comentar este artículo entra en el Grupo de Discusión de EdP

2 comentarios:

  1. Está muy bien planteado, pero yo discrepo en parte, creo que debemos partir del aprendizaje y casi despreciar el triunfo, ya que parto de la base que los chavales son ganadores "innatos" y si prestamos demasiada atención en el resultado obviaremos otras partes del trabajo. Tambien es verdad que el triunfo o la derrota siempre son buenas, salvo cuando la frecuencia es elevada. creo que estará deacuerdo con esto último.

    ResponderEliminar
  2. En tu comentario incluyes la frecuencia de resultados parejos y me parece un buen factor que se me ha pasado por alto comentar.

    Saludos

    ResponderEliminar